Accueil Productions La mujer  marroquí  y la violencia…

La mujer  marroquí  y la violencia…

0
PARTAGER

    Ninguna  de las mujeres está ileso de ser agrisada: Ni la edad, ni la situación familiar, ni el nivel intelectual, y mucho menos la discapacidad, desalientan a los agresores. Las cifras  señalan que casi 5.7 millones de mujeres de entre 18 y 64 años, el 40.6% dicen que han sido víctimas de violencia en zonas urbanas al menos una vez. Casada o no,  discapacitada, educada o analfabeta, joven o vieja … Las mujeres marroquíes son víctimas de la violencia de una forma u otra.

  La violencia sexual contra las mujeres generalmente se critica de forma acérrima. Sin embargo, las mujeres marroquíes son víctimas de varias formas de violencia, sobre todo la violencia psicológica. Esto afecta a 1,9 millones de mujeres, o el 32,1% de las mujeres urbanas. La violencia física ocupa el segundo lugar con 808000 víctimas, o el 14.2% de las mujeres. Las violaciones de la libertad personal en lugares públicos y la violencia sexual, excluyendo el acoso sexual sin tocar, afectan respectivamente al 4.5% de las mujeres (425 000 mujeres) y al 3.9% de las mujeres (372 000 mujeres) según el HCP.

  Si bien, en general, todas las mujeres son víctimas de la violencia, en su mayoría son las más jóvenes (de entre 18 y 24 años) las más atacadas. Por lo tanto, según una encuesta del HCP, el 58.3% de las mujeres jóvenes de edad (18 a 24 años) son víctimas de la violencia contra el 25% para las mujeres de 50 a 64 años. La encuesta indica que las mujeres jóvenes de entre 18 y 24 años, son víctimas de violencia psicológica en el 51.1%, en comparación con el 15.1% en el caso de las mujeres de 50 a 64 años. Con respecto a la violencia física, las mujeres jóvenes son 18.2% y 8.8% afectadas por la violencia sexual. Las mujeres de edad son un poco menos, con respectivamente 11.8% de violencia física y 1.9% de violencia sexual.

  Aunque la mujer tiene una discapacidad, sufre del acoso sexual o de la violencia en general.( El caso de la chica del autobús en Casablanca )

  En términos de estado familiar, el celibato es un factor que parece aumentar la vulnerabilidad de las mujeres a la violencia. Por lo tanto, la tasa de prevalencia de la violencia entre las solteras es del 66,3% contra el 46,3% entre las divorciadas. El hecho de estar casada parece ser un factor que reduce la violencia, pero no protege a las mujeres de la violencia en espacios públicos, ya que según la encuesta del HCP, el 33.4% de las mujeres casadas son víctimas de violencia en el espacio público ( tenemos el ejemplo de la reciente agresión de un marido en la ciudad de Dcheira en la región de Agadir). Las mujeres viudas se ven afectadas en un 27%, probablemente debido a su edad.

   Otro factor de la violencia contra  las mujeres es su nivel de educación. Las mujeres urbanas con educación terciaria registran el mayor número de actos de violencia. Por lo tanto, cuanto mayor sea el nivel de educación de las mujeres, mayor será la tasa de prevalencia. Por lo tanto, es 29% entre aquellas sin ningún nivel de educación contra 40.6% para aquellas con educación primaria y 57.9% para aquellas con educación superior.

  También parece que la tasa de prevalencia varía de acuerdo con el tipo de ropa que se usa fuera del hogar. Sin embargo, independientemente de su vestimenta, la mujer permanece expuesta a la violencia en espacios públicos. Por lo tanto, aquellos que usan trajes modernos cortos son víctimas de la violencia en el 75.5%, ( El caso de la chica en la región de Tanger ) , contra el 61% para aquellos que usan trajes largos modernos, pero sin velo y el 34% para aquellos que usan djellabas o equivalente con velo ( El caso de la chica de la región de Marrakech ) .

   Por último, la mayoría de los agresores en los espacios públicos urbanos son jóvenes que no tienen más de 35 años, al igual que las víctimas de esta violencia. Sin embargo, la tasa de denuncia de tal violencia a las autoridades competentes sigue siendo muy baja. Solo el 18.8% de las víctimas de violencia en espacios públicos en zonas urbanas presentan una queja. Aquí podemos decir  ¿porque las denuncias son pocas?  Pues , muy simple respuesta…Debido a las tradiciones a las falsas apariencias. Aquí la  gente no le gusta que sus hijas o hermanas o hasta mujeres, que digan que hayan sido violadas o han sufrido de una violencia o acoso…seguimos creyendo en que si la mujer revela lo que le ocurrió…Así perderá su honor.

    Falsas ideas ,que por pena ,la gente sigue manteniendo esperando que todo se mejore  que las mentes se cambien. Hay una ley , pero ¿hasta qué punto esta ley está a favor de la mujer ?

                                                              ZOHRA MAARAS
MPM 6 –
  Faculté des Lettres et Sciences Humaines
Univesité Ibn Zohr

LAISSER UN COMMENTAIRE

Please enter your comment!
Please enter your name here