Accueil Activités MPM Evénements Los 15 puntos de la declaración de Laayoun

Los 15 puntos de la declaración de Laayoun

13
0
PARTAGER

 Con el objetivo de defender la unidad de nuestra tierra y afrontar a todo lo que amenaza nuestro territorio (país), cualquier que sea desde Tánger hasta Laguira. Una reunión urgente organizada en Laayoune con la presidencia del primer ministro Sr Saad Eddin al OTMANI, y categorías de la sociedad marroquí: políticos, instituciones de derechos humanos, y también una parte interesante de la sociedad civil.

Tomando en consideración la gran preocupación política que conoce el país en referente a las últimas evoluciones relativas del tema del Sahara marroquí, especialmente las nuevas acciones que han hecho el Polisario, con lo que se habría violado los acuerdos de alto el fuego de 1991,  y que deben ser enfrentadas con mucho cuidado, rigurosidad y vigilancia necesarias en las áreas de nuestro país desde el este hasta el sur sobre todo « las zonas tapón», bajo control de la MINURSO para evitar contacto directo con Argelia.

Los partidos políticos, los parlamentarios, los dignatarios, y varios militantes saharauis participantes, anuncian a la sociedad civil marroquí e a todo el mundo lo siguiente:

  1. Denunciar y rechazar lo planificado y perpetrado por los adversarios de nuestra unidad territorial, sobre todo los recientes actos de hostilidad del Polisario para crear una nueva realidad intentando transferir algunos de sus militares desde Lahmada en Argelia, y con apoyo de ésta, hacia las zonas tapón, lo cual constituye una violación del acuerdo de alto el fuego e ignora la voluntad de las resoluciones de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad.
  2. el reconocimiento de las políticas dirigidas por Su Majestad el Rey, que Dios le bendiga siempre, para defender nuestros derechos. También alaba el contenido del mensaje de Su Majestad el Rey al Secretario General de las Naciones Unidas sobre los recientes acontecimientos en la región. Igualmente destacan con orgullo los éxitos que ha realizado SM el Rey a nivel continental e internacional, lo cual ha permitido fortalecer la posición de nuestro país en los foros internacionales, y consolidar su presencia y salvar su unidad territorial.
  3. El consenso nacional frente a las provocaciones del Polisario, que refleja la conciencia de la población marroquí y su vigilancia contra los adversarios, y subrayar  que todos estamos determinados para hacer frente a toda amenaza de cambiar la situación actual e histórica de estas áreas.
  4. Alertar a las Naciones Unidas sobre la necesidad de no tolerar estas acciones de provocación y tratarlas como lo exige la responsabilidad de mantener la seguridad y la estabilidad que compartimos con la ONU el hecho de velar por  garantizarlas en nuestra región, e invitar a la MINURSO y a la comunidad internacional a tomar las medidas firmes, rigurosas para obligar al Polisario a retirarse de estas áreas.
  5. Respetar la solución pacífica política, bajo supervisión de las Naciones Unidas como el único órgano habilitado para buscar una solución que garantiza la preservación de los derechos de nuestro país y guardar la paz en nuestra región.
  6. Considerar que la única opción para poner fin a este conflicto consiste en la autonomía que Marruecos propone como otra solución de negociaciones, y que ha sido calificada por la comunidad internacional como seria y creíble y que no deja también de recibir cada vez más apoyos por parte de los países.
  7. Hacer un llamamiento a la comunidad internacional para poner fin a los sufrimientos de nuestros hermanos detenidos en Lhmada, lejos de su tierra y de sus familiares en condiciones trágicas, e invitarla a poner presión sobre Argelia y sobre el “Polisario” para que la organización pueda contar los refugiados conforme a las normas internacionales.
  8. Alabar de la fidelidad de estas regiones y de su amor hacia Su Majestad el Rey Mohammed VI, que Dios le bendiga, así como la contribución positiva y eficaz en el proceso político democrático de desarrollo en nuestro país, lo que ha convertido estas regiones en un pilar fundamental en la construcción del nuevo Marruecos, que representan, según estadísticas de la MINURSO, la mayoría de la población de las provincias de Sakia-El-Hamra y Oued-Eddahab y que son, en realidad, los verdaderos representantes de la voluntad de los ciudadanos de estas provincias, así como el papel positivo que desempeña la sociedad civil y las asociaciones de los derechos humanos en estas zonas en  términos de desarrollo social y de defensa de nuestra unidad territorial dentro y fuera del país.
  9. Garantizar el desarrollo multidimensional que se está produciendo en estas provincias y que experimentarán un mayor desarrollo gracias a su propio modelo de desarrollo, lanzado por Su Majestad el Rey, que Dios le bendiga, lo cual hará de esas regiones un hub económico susceptible de dar un importante salto cualitativo al desarrollo integral en esta parte y valorizar óptima y sosteniblemente sus recursos naturales para asegurar el incremento del nivel de beneficio de la población local de sus frutos, lo cual consolida la confianza de cara al futuro.
  10. Insistir en la necesidad de priorizar las provincias del Sur en la implementación de la regionalización avanzada y su aceleración, en perspectivas de poner en marcha la autonomía en estas provincias.
  11. Afirmar la necesidad de aunar los esfuerzos de la diplomacia oficial y popular llevada a cabo por los partidos políticos, el parlamento, los sindicatos, los militantes de la sociedad civil y los empresarios para alzar el ritmo de la coordinación y diversificación de los mecanismos de comunicación con las instituciones homólogas y los partes influyentes en la toma de decisiones, especialmente en Europa, Estados Unidos, Asia y África.
  12. Renovar la determinación de aprovechar los lazos, que tienen nuestros partidos con todos sus componentes, con sus homólogos en los países hermanos y amigos para buscar proponentes.
  13. Denunciar de nuevo la persistencia del régimen Argelino en crear y respaldar las causas y los pretextos del mantenimiento de esta tensión artificial, movilizando todas sus energías para contrarrestar nuestro país regional, continental e internacional. Lamentamos la falta de compromiso positivo del régimen Argelino con lo que ha expresado nuestro país, Rey y partidos, con el fin de calmar los ánimos entre nuestros dos países para servir los intereses de ambos países hermanos. Con este motivo, invitamos una vez más a los hermanos Argelinos a deshacerse de las trabas de ayer y recordar las páginas brillantes de nuestra lucha común, lejos de los vestigios de la guerra fría, que una de sus consecuencias dolorosas es esta tensión artificial que impide la construcción de la unión magrebí y obstaculiza el proceso de desarrollo y cooperación entre nuestros dos países hermanos.
  14. Llamar a reforzar aún más el frente interno – en materia de democracia y de desarrollo y también la parte social – y consolidar los múltiples esfuerzos de todos los actores de nuestra sociedad para continuar la movilización y la vigilancia, con el objetivo de impedir la amenaza de los enemigos del país.
  15. Comprometerse a constituir un frente político para defender la unidad territorial sobre la cual ha existido y seguirá existiendo un consenso popular, el foco de una movilización amplia, en cumplimiento con la historia, el respeto a los mártires y el espíritu del juramento inmortal de la Marcha y sus objetivos. Los acontecimientos y los retos de los adversarios y los enemigos solo lo revitalizan y lo consolidan aún más.

 

LAISSER UN COMMENTAIRE

Please enter your comment!
Please enter your name here